ITE. Inspección Técnica de Edificios.


DECRETO 67/2015, de 5 de mayo, para el fomento del deber de conservación, mantenimento y rehabilitación de los edificios de viviendas, mediante inspecciones técnicas y el libro del edificio.

¿QUÉ ES LA ITE?.

La ITE es un sistema de control de la Administración para verificar el deber que tienen los propietarios de mantener los edificios en un correcto estado de mantenimiento. El objetivo es comprobar el estado de conservación de los elementos constructivos comunes que conforman el edificio y sus instalaciones (D 67/2015, de 5 de mayo)
El articulo 28.2 de la Ley 18/2007, del Derecho a la Vivienda dice: "La inspección técnica de un edificio es obligatoria si lo determina el programa de inspecciones de la Generalitat o los programas o las ordenanzas locales, y si el edificio, o las viviendas del edificio, desean acogerse a programas públicos de fomento de la rehabilitación."

¿A QUIÉN OBLIGA LA ITE?.

La Inspección Técnica del Edificio es obligatoria en los siguientes casos:
.- Edificios plurifamiliares de viviendas de más de 45 años de antigüedad.
.- Edificios o viviendas del edificio que deseen acogerse a programas públicos de ayudas y fomento de la rehabilitación.
.- En aquellos casos en los que los programas u ordenanzas locales así lo determinen.
En el caso de viviendas o locales integrados en Comunidades de Propietarios, el deber de pasar la inspección corresponde a la propia Comunidad.
Los plazos máximos para pasar la inspección, vienen definidos por la Generalitat, en función de la fecha de construcción del edificio, hasta alcanzar la actualización.

¿CÓMO SE PASA LA INSPECCIÓN?.

La Inspección Técnica del Edificio consta de tres fases:
.- Inspección visual, que hace el arquitecto encargado por la Propiedad, de los elementos comunes del edificio para determinar si se encuentran en buen estado: seguridad estructural, solidez constructiva, accesibilidad, adecuación de las instalaciones y condiciones de habitabilidad (art. 53 Decreto 13/2010).
Si se detectan deficiencias que supongan un riesgo inminente para las personas, el arquitecto lo comunicará inmediatamente tanto a la Propiedad como al Ayuntamiento para que se adopten las medidas necesarias.
.- Redacción del Informe de la inspección técnica y calificación del estado del edificio por parte del arquitecto. Según las deficiencias detectadas puede ser necesaria la realización de obras de reparación y la redacción del consiguiente certificado final de obras.
.- Certificado de aptitud. Una vez presentado en la Administración el informe redactado por el arquitecto encargado de la inspección, la Administración emite un certificado de aptitud:
.....a) “Apto”, si el edificio no presenta deficiencias.
.....b) “Apto”, si el edificio presenta deficiencias calificadas como leves.
.....c) “Apto provisional”, si el edificio presenta deficiencias calificadas como importantes.
.....d) “Apto cautelarmente”, si el edificio presenta deficiencias calificadas como graves o muy graves, si bien con las medidas cautelares ejecutadas resolviendo provisionalmente las situaciones de riesgo para las personas y los bienes.
.....e) “Resolución denegatoria de aptitud”, si el edificio presenta deficiencias calificadas como graves o muy graves sin las medidas cautelares ejecutadas. En este caso, se tendrá que presentar una nova solicitud que acompañe un nuevo IITE que acredite que se han ejecutado las medidas cautelares, o la ejecución de las obras de reparación para obtener el certificado de aptitud.

VIGENCIA DEL CERTIFICADO DE APTITUD.

1.La fecha de emisión del informe de la inspección técnica del edificio fija el inicio del computo de la vigencia del certificado de aptitud, que se establece de acuerdo con los términos siguientes:
..... En edificios de viviendas sin deficiencias o con deficiencias leves es de diez años.
..... En edificios de viviendas con deficiencias importantes es de seis años, sin perjuicio del cumplimento de las condiciones establecidas en el apartado 2 de este articulo.
..... En edificios de viviendas con deficiencias graves o muy graves con medidas cautelares ejecutadas, es de tres años, siempre que estas medidas hayan resuelto provisionalmente las situaciones de riesgo para las personas y los bienes y la propiedad cumpla las condiciones establecidas en el apartado 3.

2. En el supuesto de deficiencias importantes, la vigencia del certificado d’aptitud queda condicionada al hecho que cada dos años se efectúe una verificación técnica que incluya la visita de un profesional técnico al edificio para examinar los elementos con deficiencias importantes y la elaboración de un informe para hacer constar que aquellas deficiencias no han pasado a la calificación de grave o muy grave, excepto en el supuesto que se hayan iniciado las obras para repararlas. Si el informe de verificación determina que las deficiencias han pasado a tener la calificación de grave o muy grave, el certificado de aptitud pierde su vigencia y queda sin efecto. En estos casos los técnicos han de proceder según dispone el apartado 2 del articulo 9. Si el informe de verificación mantiene la calificación de las deficiencias como importantes, la propiedad ha de incorporar el informe de verificación en el libro de l’edificio, el cual podrá ser requerido por las administraciones competentes para comprobar su cumplimiento.

3. En el supuesto de deficiencias graves o muy graves con les medidas cautelares ejecutadas, la vigencia del certificado de aptitud queda condicionada a la verificación técnica que prevé el apartado anterior, que se ha de efectuar en los términos fijados en el informe de la inspección técnica del edificio, o, como a mínimo, cada doce meses, a efectos de comprobar que las medidas ejecutadas en el edificio se mantienen en buen estado y que el estado del edificio se mantiene sin riesgo para las personas y los bienes. Si el informe de verificación determina que, a pesar de las medidas cautelares ejecutadas, el estado del edificio o de sus elementos presenta un riesgo para las personas y los bienes, el certificado de aptitud pierde su vigencia y queda sin efecto. En estos casos, los técnicos han de proceder según el que dispone l’apartado 2 de l’articulo 9. Si el informe de verificación determina que las medidas cautelares ejecutadas mantienen el estado del edificio sin riesgo para las personas y los bienes, la propiedad incorporará el informe de verificación en el libro del edificio.

4. El informe de verificación se debe elaborar según el modelo normalizado aprobado por la Agencia de la Vivienda de Catalunya y puede servir para acreditar el estado de las deficiencias a verificar como también para hacer constar que se han reparado. La propiedad del edificio ha de adjuntar este informe al certificado de aptitud, para acreditar su vigencia cuando sea exigible de acuerdo con los apartados anteriores.

Volver